¡Gánale la Batalla a la Ansiedad!

Uno de los síntomas de ansiedad es la respiración superficial, es posible que te encuentres, de repente, bostezando de forma incontrolada o suspirando profundamente de forma continua.

En el momento en que seas consciente de esto es recomendable practicar una sencilla técnica que puedes practicar en cualquier lugar: el control de la respiración.

Inspira por la nariz en lugar de por la boca.

Respira suave y profundamente varias veces. Nota como se ensancha el abdomen en la inspiración y cómo se estrecha en la exhalación.

Haz un par de inspiraciones profundas por la nariz seguidas de exhalaciones lentas y suaves por la boca.