La lengua y sus funciones mas allá de la digestión

Es uno de los músculos más informativos que tiene nuestro cuerpo. Además de cumplir con funciones digestivas, la lengua puede revelar cuán saludable está o no nuestro cuerpo, así como nuestro estado emocional. Aprender a leer la lengua nos puede ayudar a guiarnos para descubrir diferentes padecimientos.

Esto se debe a que la lengua está dotada con miles de terminaciones nerviosas que están asociadas a diferentes órganos de nuestro cuerpo. Cuando algo no anda bien en nuestro organismo, la lengua puede percibirlo y a través de diferentes mensajes como cambios en su color, textura o alguna mancha, nos puede alarmar que algo no anda del todo bien.